Una escuela de colores

Una escuela de colores

La crisis que se vive en Venezuela, nos permitió vincularnos en 2018 a un movimiento solidario que “intentaba paliar un poco” la difícil situación por la que atraviesa la población del vecino país.

Lanzamos una campaña para unirnos a “Una Escuela de Colores” con el envío de útiles escolares nuevos (cuadernos, lápices, borradores, sacapuntas, esferos, colores, etc.) y logramos entregar cerca de una tonelada de materiales en Carora que fueron repartidos así: Colegio Calasanz (Caracas), Colegio San José de Calasanz (Valencia), Obra social San José de Calasanz (Valencia), Liceo Madre de Dios (Barquisimeto), Colegio Cristo Rey (Carora) y Escuela “Nuestra Señora de Coromoto” (Maracaibo), para beneficio de 4800 estudiantes.